Queridos reyes magos…

… hoy no quiero pediros nada.
Sólo quiero, y no es poco, agradecer y celebrar todo lo que me habéis traido hasta ahora. 43 años de muchos regalos para crecer disfrutando y de unos cuantos tropiezos y dolores para crecer aprendiendo.

Y en este recorrido que sólo puede ser de agradecimiento, me apetecía traer a este post tres canciones de Franco Battiato que ha sido una de esas referencias que tomas en la adolescencia y que, casi sin darte cuenta, te acompañan en toda la experiencia de vida.

Gracias por todos los maestros y maestras que han ido llegando a mi vida. Empezando por mis padres y acabando en mis hijos. Algunos llegaron para irse y otros estarán ahí para siempre. Por cómo me habéis ido enseñando y apoyando en el caminocaminante que vas, buscando la paz en el crepúsculo… la encontrarás… al final de tu camino. Largo el tránsito de la aparente dualidad (…) me iré de la ciudad, esperando un nuevo despertar (…) forastero que buscas la dimensión insondable, la encontrarás (…) al final de tu camino“.

Gracias por traerme a ti, princesa, para decorar mi vida y enseñarme a amar más y mejor. “Vivir no es muy complicado si puedes renacer después, y cambiar varias cosas: las frivolidades y tanta estupidez. (…) El animal que yo llevo dentro no me ha dejado nunca ser feliz (…) el animal que yo llevo dentro te ama a ti“.

Gracias por la Luz que hay en mí, que no es mía, porque no es sino eco de la Luz que nos une y nos funde a todos en el infinito. “(…) porque los gozos del más profundo afecto o del anhelo más sutil del pulso sólo son la sombra de la Luz (…) Recuérdame lo infeliz que me siento lejos de todas tus leyes, cómo no malgastar el tiempo que me queda. Y no me dejes nunca más“:

Queridos Reyes Magos. Os pido tantas cosas tantas veces, y me habéis regalado tantas cosas ya. Desde mis limitaciones y mis incapacidades, desde la humildad de mis imperfecciones, os seguiré pidiendo. Hoy no.


Queridos Reyes Magos. Gracias
.

Esta entrada fue publicada en Personal (Andoni). Guarda el enlace permanente.