El koan de la relación de pareja

En la tradición Zen, los koans son problemas que el maestro plantea al aprendiz para comprobar sus progresos. Suelen parecer absurdos, paradójicos o insolubles. Como a veces las relaciones. Y de ahí y de mi experiencia vital, esta cita de hoy 🙂

(de Osho, “Amor,  Libertad y Soledad”)

Una relación es un koan. Y a menos de que hayas resuelto un aspecto más fundamental de ti, no puedes resolverlo. El problema del amor sólo puede ser resuelto cuando el problema de la meditación se ha resuelto, nunca antes. Porque son realmente dos personas no meditativas las que están creando el problema. Dos personas que están confundidas, que no saben quiénes son, de forma natural multiplican la confusión del otro, la magnifican.

A no ser que se alcance la meditación, el amor se mantiene mísero. Una vez que has aprendido cómo vivir solo, una vez que has aprendido a disfrutar tu simple existencia, sin ninguna razón, entonces ahí se encuentra una posibilidad de resolver el segundo problema, más complicado, de dos personas unidas. Sólo dos meditadores pueden vivir en amor, y entonces el amor no será un koan. Aunque entonces tampoco será una relación, en el sentido en el que se suele entender.

Simplemente será un estado de amor, no un estado de relación.”

Esta entrada fue publicada en Personal (Andoni). Guarda el enlace permanente.