Responsabilidad 4

¿Y si los ciudadanos consumidores…

…nos ocupáramos de consumir responsablemente?
Invirtiendo en banca ética y no donde más dinero me den, comprando lo que necesito, eligiendo el proveedor, eligiendo el vendedor, poniendo sentido y criterio, tomando como una decisión de compra responsable cada intercambio económico. Para que el dinero no se ponga por encima del resto de valores humanos. Para que “no todo valga”. Porque no todo debería valer.

[Gracias Bingen!]

Esta entrada fue publicada en Responsabilidad. Guarda el enlace permanente.