Feliz responsabilidad

Porque ya hemos visto a dónde nos lleva
esta manera tan castiza de vivir,
mirar para otro lado, escurrir el bulto,
echar la culpa a otros y poner cara de póker;

porque estamos sufriendo en lo que se traduce
no mirar más que nuestro propio ombligo,
virgencita, virgencita, que me quede como estoy,
los de abajo pobrecitos, siga yo viviendo bien…

Es hora de recuperar lo más esencial.
Es hora de implicarnos sin excusas,
hora de comprometernos con la vida.

Ya pasó el terrorismo que desgarraba el alma
de este pueblo; aún heridas que limpiar,
héroes y víctimas a los que agradecer,
resentimientos y hechos que aceptar.

Ahora el terrorismo es otro, más sutil,
el de la pasividad de no hacer nada,
el de la culpa es de otros,
el del bolsillo lleno y la cara dura,
el de jugar al filo de lo legal
pero fuera de lo ético, lo justo y lo decente.

Es momento de todos, cada uno en su papel.

Momento de denunciar,
momento de trabajar,
momento de demostrar
que está bien ganada nuestra libertad,
momento de ser creativos
y momento de arriesgar,
momento de pensar en todos
y no sólo en nuestro castillo de cristal,
momento de darnos permiso
de creer y crear ese mundo mejor,
momento de sonreír,
momento de compromiso.

Y que eso ocurra,
querido amigo,
querida amiga,
no depende del gobierno,
no depende de la suerte,
no depende del destino
ni depende de la magia,
no depende de los astros
ni depende de los demás.

Empieza, y sigue,
en mí y en ti.

Por un 2014 de transformación…
hagamos juntos renacer lo esencial.

Feliz responsabilidad.

Esta entrada fue publicada en Personal (Andoni). Guarda el enlace permanente.