Queridos magos…

Querido año 2015, queridos magos de Oriente, querida vida,

Ante todo y sobre todo, os agradezco todo lo recibido, lo vivido, lo sentido. Tanto y tan bonito, que aún en los malos momentos elijo sentirme regalado por la vida.

Para el mundo y todas las personas os pido mucha paz, consciencia, responsabilidad y empatía. Creo que son las cuatro cosas que más falta hacen y que no son tan comunes como deberían ser…

Para mí… en la medida en que todo esto esté alineado con lo que la Vida quiere para mí, abierto a recibir y a dar, y abierto a la generosidad propia y ajena, pido…

Mucha salud para mí y para los míos.
Inteligencia, coraje y consciencia para mí y para mis hijos.

Mucho dinero, para facilitarme realizar mis sueños.
Sabiduría para ser fiel a mis dones y mis retos.
Más serenidad, consciencia y alegría.
Trabajar menos y ganar más.
Una maravillosa compañera con la que compartir con alegría, amor, consciencia y ternura, el resto de mi vida.
Amigos maravillosos con los que compartir alegrías y penas.
La inteligencia para usar mejor mi tiempo y tener tiempo para todo lo que quiero.
Responsabilidad. Más disciplina.
Proyectos ilusionantes. Empezar menos proyectos y realizar más.

Mucha magia. Muchos momentos mágicos.

Muchas emociones bonitas.

Muchas miradas hermosas con las que conectar.

Mucho amor. Mucha belleza. Mucha paz.

Mi corazón muy abierto. Mi mente, mi corazón y mi alma en sintonía.

Música y armonía con la vida.
Señor, hágase en mí, según tu palabra.

Todo lo que pido para mí, que sea para mi bien, para el bien de los demás, para el bien de la vida. Todo lo que pido para mí, lo pido para el resto de los seres.

Me abro a recibir lo que pido. Me abro a recibir lo que la vida quiera para mí, aunque a veces no me agrade.

Me abro a dar.

Pido, y elijo, vivir enamorado de la vida.

Esta entrada fue publicada en Personal (Andoni). Guarda el enlace permanente.