A las empresas, a los centros, a las mentoras Inspira

RAE: inspirar
Del lat. inspirāre ‘soplar’.
(…)
2. tr. Infundir o hacer nacer en el ánimo o la mente afectos, ideas, designios, etc.
(…)
6. prnl. Sentirse motivado por alguien o algo para el desarrollo de la propia creación.

Queridas mentoras, queridos centros,

Permitidme usar el femenino genérico aunque (aún) siga sonando raro, y la RAE todavía no lo permita.

Muchas pudísteis compartir un ratito ayer con nosotras en el “cierre” de Inspira 2017-18. Aunque este proyecto realmente *no cierra*. En este momento hay mentoras que siguen trabajando, centros que se apuntan, empresas que abren participaciones, nuevas sedes que se suman por todo el Estado, y la campaña del curso que viene que está a punto de abrirse.

Mari Luz se ha dirigido a vosotras todos estos meses para gestionar el día a día. Hoy me ha cedido el privilegio de escribiros unas líneas personales, recogiendo algunas sensaciones de ayer y compartiéndolas también con todas las que no pudísteis estar.

Por la vida de uno pasan cientos de proyectos. Algunos más cortos, otros más largos. Unos con éxitos y otros con fracasos. Unos muy aparentes y otros desapercibidos…

Pero no muchos de esos proyectos tienen “alma”. Este la tiene.

Para mí, para nuestro equipo, y sé que para muchas de vosotras también, este proyecto es un regalo. La vida irá diciendo cuánto tiempo más seguirá siendo necesario, cuánto seguiremos con él, cuántas personas pasarán y seguirán… nuestra intención es seguir implicados el tiempo que haga falta. Vuestro compromiso así nos lo exige, y así lo acogemos con plena responsabilidad.

Sentiros a tantas personas implicadas y compartiendo nuestra/vuestra pasión y entrega en este proyecto es una pasada. Será difícil reconoceros lo suficiente.

Miles de niñas, y de niños, llevan ya una semillita de “Inspira” en sus corazones. Ese es el legado. Ese es el gran motivo por el que seguir trabajando.

Seguimos contando con vosotras mentoras y vosotros centros. Seguid por favor compartiendo con nosotras lo que podemos hacer para mejorar y crecer. No dejéis de comentarnos todo lo que sintáis oportuno, y hacednos llegar vuestras críticas y dudas. Disculpad nuestros errores. Os mantendremos al tanto.

Mari Luz y yo hemos compartido ya unos cuantos proyectos en esta aventura de equipo que nos lleva juntando un par de décadas. Ninguno es tan especial como este. Es un PLACER co-crear con vosotras mentoras, con vosotros centros.

Ayer hablaba con Esti León (Innobasque), otra de las almas detrás de este proyecto, que somos tan autoexigentes que nos dedicamos a buscar las mejoras y siempre hay fallos por arreglar. Pero que nos debemos invitar también a permitirnos un espacio de paz para parar, respirar, y deleitarnos con lo conseguido.

Os invito a todas y todos a “inspirar” esa hermosa sensación que hay al observar el resultado y el proceso del trabajo intenso, desde la intención honesta, con el corazón abierto. Acogiendo también con cariño todos los miedos, problemas y dudas que hubo, y habrá, en el camino.

Desde ese… alimento, seguir impulsando Inspira es nuestra bella responsabilidad.

Gracias por compartir esta aventura. Queridas mentoras, gracias por atreveros a saltar al vacío.

[Gracias Mari, por la fuerza de liderar estas travesías. Gracias Lorena, por el coraje de soñar. Gracias Iratxe, Oihane, Josuan, por el humilde y constante trabajo entre bambalinas, menos vistoso, pero fundamental.]

Si observáis las dos definiciones de “inspirar” que os pegaba al principio, esta maravillosa palabra integra en una sola las dos acciones más naturales de la vida: dar y recibir: inspiro y me dejo inspirar. Esa es la paradójica esencia de este proyecto que compartimos.

Ánimo, un fuerte abrazo y… sigamos Inspirando(/nos).

by @miryamartola @muxotepotolobat

http://inspirasteam.net/

Esta entrada fue publicada en Personal (Andoni). Guarda el enlace permanente.